miércoles, 21 de mayo de 2008

¿Nuevo formato para los CDs?

Me encanta la música y me encanta comprar discos, lo cual es un serio problema para mi triste economía, aunque luego los apile en cajas y cajas y dentro de unos años me arrepienta de haberlos comprado (hay auténticas joyas frikis en mi habitación). No me importa gastarme 15 ó 20 euros en un disco, sobre todo si sé de antemano q me va a gustar o tan sólo espero q me sorprenda. Con los cds tengo una sensación parecida a con los libros nuevos cuando después de leer la contra y los datos del autor (sí, soy rara y encima lo admito) abro la primera página. La sensación de romper el plástico del cd, q me da una guerra q para qué contar, y abrirlo me encanta, es como un pequeño escalofrío.
Un estremeciemiento q se va al carajo cada vez q al hacerlo se me caen encima los dientecitos q supuestamente están para sujetar el disco a la cajita. Antes era mi culpa, pq los cds se me andan cayendo todo el día al suelo, al igual q los móviles (sí, soy un desastre,lo reconozco), pero es q desde hace unos meses no soy yo, los dientecillos de los cojones vienen rotos de fábrica. ¿A nadie le ha dado por pensar en otro sistema q resulte algo menos irrompible, pq menudo negocio?
He llegado a pensar q era yo, o el maletero de mi coche, q con los frenazos provocaba la rotura, pero no. Hoy se me han roto el 80% de los dientecillos de un cd en menos de dos minutos: lo q tardé en salir del Fnac y abrir el coche. Ni siquiera me había sentado en el asiento cuando tuve q hacer esparabanes para q no se me fuera el cd al suelo, detrás de los dientecillos de las narices. Se me puso una mala leche en el cuerpo q casi vuelvo a la tienda a cantarles las cuarenta a las tías, pero claro, luego lo pensé: para empezar ellas no tienen la culpa (bueno, igual sí, resulta q se vengan de los clientes dándoles golpes como si fueran las maletas del aeropuerto y ya salen rotos de la tienda) y para seguir, qué iba a hacer: ¿ponerme a abrir discos de Luis Miguel sentada en la moqueta del Fnac hasta q encontrara uno q tuviera todos los dientes en su sitio? No me parecía muy lógico, la verdad, además seguro q si conseguía uno al levantarme triunfal con el se me caería al suelo y cascaría, fijo. Así q me fui con mi razocinio y mi mala leche de vuelta al trabajo, a seguir acumulando más mala leche.

3 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Y he aqui la razon de porque yo me bajo la musica de internet jejeje

Aunque... ¿si creias que los dientecillos esos de plastico se te rompian al frenar por llevar los CD´s en el maletero... que clase de frenazos das tú?

Pero tienes razon, esas cosillas se rompen muy facil, a mi tambien me pasa, aunque a mi lo que mas me suele romper es la esquina de la tapa, por donde va enganchada a lo de atras, y claro, luego no hay forma de cerrar el CD (porque si, tambien tengo algun que otro CD original jeje)

Y claro, al llegar al coche y ver el percal te entro mala leche y no me extraña, pero imaginate que te pasa como a mi una vez que cuando abri el CD y saque el libreto para ver las letras de las canciones y las fotos me lo encuentro en blanco.

Bueno, ¿al menos no estaria rayado no?
Por cierto, ¿Luis Miguel no tiene los dientes muy demasiado blancos?

Pingüinista dijo...

¡Qué razón más grande tienes! Es que sólo la mala leche que se te pone ya es un motivo para piratear los discos. Yo no sé por qué no ponen las cajas estas que son en parte de cartón que no se rompen. ¡Es que hay que fastidiarse que hayamos inventado el CD y que no sepamos hacer una caja que dure más de 24 horas intacta!

lore dijo...

ohh! lei 15 o 20 euros por un cd y pienso en lo devaluado que esta el peso argentino!

beso!