domingo, 17 de mayo de 2009

No entiendo Eurovisión

Mi querido Obama me obligó ayer de noche a quedarme en casa a revisar el trabajo, medio centenar de interesantísimas páginas sobre su campaña electoral que mañana se imprimirán y enviarán a Madrid urgentemente para ver si me aprueban o no, así que me pasé la noche entre el especial de Antonio Vega de La2 y el festival de Eurovisión de La1 (100% pública). Como soy tan peculiar me encanta la música, pero no soporto los programas musicales. Me explico: quiero ver las actuaciones, pero no soporto que Jesús Vázquez haga resúmenes de OT (y eso que es Jesús Vázquez), ni que me digan que "Antonio Vega murió hace años cuando falleció Marta, su novia" (la frase más repetida de la semana en la televisión, me apuesto lo que queráis que está sacada del primero de los teletipos que se emitió y todos los periodistas la repiten como borregos pensando que les hace quedar como super intelectuales) o que un tío me hable de que la artista que representa a Suiza es la tercera vez que acude a Eurovisión porque quiere ganar después de quedar segunda y tercera.
Así, no es de extrañar que sea toda una profesional del zapping (no sé porque no lo convierten en deporte olímpico) y alternara 'La chica de ayer' con la actuación de una niña rubia que parecía recién salida de La Casa de la Pradera (la representante de Islandia, que quedó segunda, llevaba un vestido que daba miedo, literalmente). Y cuando vi a los noruegos dije, joer que estrafalario es este Alexander Rybak con dos rubias que me recordaban a las trillizas que hace veinte años le hacían los coros a Julio Iglesias. Esto va mañana pa'l blog (con foto incluida).
Lo mismo que los alemanes. Irrepetible la imagen de un tío que acababa de atracar una tienda de Uno de 50 con unos pantalones plateados que debían volver locos a los de iluminación y pecho al descubierto mientras detrás, y sin que la enfocaran hasta que se acercó al tipo este, Dita Von Thyssen hacía que cabalgaba sobre un sofá. ¿Y decían que Chikilicuatre era hortera?
De lo que vi me gustaron mucho los de Dinamarca y la niña del Reino Unido, con dos baladas que, al menos a mi, me sonaban muy bien. Lo de Soraya no pienso ni valorarlo, en cuanto la vi salir al estilo Norma Duval dije 'apaga y vámonos'.
Al margen de Eurovisión me he dado cuenta de que en este país tienes que morirte para salir en la tele. Me he pasado el finde viendo especiales de Antonio Vega, lo cual me ha encantado, pero estoy segurísima de que hasta esta semana en Sol Música (por poner un ejemplo aplicable a otros canales) no habían emitido nunca una canción suya, a no ser cuando cantó con Amaral hace un par de años, si no recuerdo mal y que, a mi personalmente, no me gusta nada.