miércoles, 24 de junio de 2009

Responsabilidades y compras por internet

Sucede que a veces una resulta ser la responsable de todos los males del mundo mundial. Tu no te crees que tengas la culpa de nada, pero hay gente que así lo piensa y te hace responsable de todo lo que pasa. No se cortan oye, que les da lo mismo llamarte para decirte que has hecho mal tu trabajo, porque claro ellos entienden muchísimo más de esto que tu. Eso sí, esa llamada nunca (bueno sí, una vez de cada 4.000) se produce cuando haces las cosas bien. Yo creo que aquí ganas el Pulitzer y salvo los telegramas propios de la Zarzuela, la Casa del Príncipe, la Moncloa o la Asociación de Periodistas (estos últimos igual ni eso, porque como no estoy asociada) no te llama ni Dios para darte la enhorabuena. La mitad de la población estará criticando y diciendo que no te lo mereces y la otra mitad piensa a quien le habrás hecho qué favor para haber conseguido algo así.

Estoy convencida que un día de estos voy a estar viendo un informativo y va a parecer mi página de feisbu (porque se lleva mucho eso de sacar las redes sociales de todos los acusados) bajo el titular de 'La periodista asturiana ... es la responsable de la muerte de Manolete'. Y después de mi estupefacción y atender a las explicaciones dadas por el Matías Prat de turno dirán que 'y como se puede ver a través de su página de facebook esta chupatintas de tres al cuarto está inscrita en un grupo antitaurino'.
Y como a las palabras necias yo no puedo hacer oidos sordos, lo más práctico es irse de compras. Como no tengo tiempo material me estoy aficionando mucho a esto de internet y me he comprado un reloj de Caramelo monísimo.
¿A que sí? Lo peor es que es de Vente Privee, lo que significa que para cuando me llegue a casa se me habrá olvidado que lo compré (me pasó el año pasado con unas gafas). El reloj en cuestión me lo cogí ayer a las ocho de la mañana y según me informa la empresa saldrá de sus almacenes entre el 9 y el 29 de julio (eso es exactitud), con lo que yo calculo que llegará a mi casa para mediados de agosto, aproximadamente. Menos mal que no es un antojo urgente, que si no...

6 comentarios:

Aida dijo...

Me encanta ese reloj!

Dry Martini dijo...

A que es una pasada? Cuanto más lo veo más me gusta. Jaja

AnnieChristian dijo...

Tiene coña la falta de puntualidad en la entrega, precisamente, de un reloj... ¿y qué es eso de ser la culpable de todo? todo enigmas.

Pingüinista dijo...

El reloj es monísimo y para primeros de agosto seguro que ya lo estás disfrutando.
No te preocupes que algún día sacarán tu feibu para anunciar que te han dado un puliché de esos.

Dry Martini dijo...

No quiero Pulitzer, sino q me dejen en paz. Parezco Ortega Cano con el 'déjame vivirrrrrrrr'

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Lo de reloj de caramelo no es literal, ¿verdad?
Con un poco de suerte te puede llegar a casa por Navidad, ¿qué mejor que recibir un regalo sorpresa?, ¿y qué mejor que uno que hayas comprado tú misma que vas a saber que te gusta de verdad?

Yo compré alguna cosilla por eBay en su día, y la verdad es que al menos por ese portal llegan las cosas bastante rápido, todo depende de los de Correos, pero no suelen tardar.

Por cierto, lo de escribir el mensaje antes de buscar la cobertura, no lo había pensado.