martes, 22 de diciembre de 2009

El otro lado de la lotería

Cuando se ve por la tele la alegría de los agraciados que se convierten en un poco menos pobre, porque a no ser que te toque el Gordo y no sea compartido tampoco te cambia tanto la vida, a mi siempre me ha dado mucha 'cosa' de los niños de San Ildefonso. Bueno, la cosa es extensible a todos los que trabajan en el sorteo, porque se lo curran de la manera, hacen que sea una cosa especial y consiguen que siempre salga bien. Y, ¿qué tienen a cambio? Pues nada. La satisfacción de hacer felices a la gente.

Desde que cubro la Lotería siempre preguntas a los loteros que cómo llevan eso de hacer millonaria a la gente y nunca ver un duro. Y todos dicen lo mismo: que es una alegría ver como otros se hacen millonarios. Es mentira. No os lo creais. Por dentro, se mueren de envidia, al igual que los muchísimos periodistas que hoy curramos dedicándonos a preguntar obviedades del estilo: ¿y qué vas a hacer con el premio?

Es una pregunta que siempre me ha resultado ridícula y que hoy he repetido unas cuantas veces. Lo más normal es que un día me contestaran: 'a ti que leñes te importa'. Porque es cierto, en realidad me importa un pepino, a mi y al resto de la gente que leerá/oirá eso. ¿Acaso alguien le va a exiguir cuentas dentro de seis meses para saber si realmente ha tapado agujeros o en realidad le ha comprado un coche a su hijo? Para lo único que sirve es para que las vecinas del portal cotilleen acerca de si tiene o no deudas pendientes o enterarse de que si su hijo se casa.

Es verídico, la prensa hemos sido testigos de anuncios de boda). Ante esta explosión de invasión en la vida privada entiendo perfectamente que la gente no se acerque a las administraciones de lotería por el miedo que nos tienen. Mientras tanto nosotros allí, durante horas, haciendo guardia al ataque de algún agraciado que es lógico que escapen nada más ver el chiringuito informativo que tenemos colocado a la puerta de las administraciones. Consecuencia: como el vendedor de lotería no tiene a quien duchar con la botella de champán ataca a los plumillas, y con intención. Como si nosotros tuviéramos algo que celebrar.

4 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¿Alegrarse por ellos?, ¡¿alegrarse por ellos?!
Yo cada vez que veo a alguien saltando de alegria por la tele y/o en foto de periodico porque le tocó la loteria me entran unas ganas de poner en práctica todo lo aprendido viendo C.S.I. que pa' qué!
¡¿Cómo se atreven a restregarnos por la cara que el resto de mortales seguiremos un año más siendo pobres?!

Pero bueno, lo importante es tener salud.... ¡mentira cochina! eso no consuela, la salud no te lleva de vacaciones.

miralarima dijo...

“Paco, enciende ya la tele
que va a empezar el sorteo”.
(A ver si tenemos suerte
y te mando poco lejos)”.

“Aquí tengo los billetes
que compramos en Febrero
cuando fuimos a Albacete
a ver a tu primo Pedro”

“¡Calla! que ruedan los bombos.
Mira que niña más linda
ésta de San Ildefonso.
¡Ay, que cara más bonita”…

Dos o tres horas después
han salido ya los premios
y Francisco y su mujer
tienen el rostro más serio.

“Mira que lacia la niña”

“¡Anda que no eres malaje!”

“Una pedrea, chiquilla.
¡Cántamela, por tu madre!”

“Ya no compro lotería
que siempre toca a los mismos”

“Y ahora a aguantar todo el día
a los tontos nuevos ricos
celebrando con Champán
y pegando muchos gritos…”

¡Apaga la tele ya
y vete a comprar el ‘Niño’!”.

Aida dijo...

Era la primera vez que jugaba y con un solo décimo me tocaron 120 euritos. Me hizo ilusión!
Felices Fiestas!!!!

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

No sé si es porque es nochebuena, porque llevo mas copas de el Gaitero de lo normal, o porque me invade un espiritu navideño que pa' qué! Pero ahora me entraron ganas de oir villancicos, y como no es un genero de musica que tengo en mi ordenador, pues fui a YouTube, y en la pagina principal me tope con esto:

http://www.youtube.com/watch?v=G14s9CdbQXY

Por si no lo has visto, aqui te lo pongo.
¡Ah si! y Feliz Navidad ^_^