jueves, 5 de junio de 2008

Los anuncios de compresas

Desde hace años tengo una duda q me carcome por dentro: ¿quién piensa los anuncios de compresas? Yo mantengo q son tíos, hombres q no tienen ningún tipo de relación con mujeres (al menos aquellas en edad de padecer la regla), pq de otra forma no se explicarían los típicos tópicos.
Mira q le he dado vuelta al tema y es más, si llego a haber estudiado publicidad probablemente mi tesis versaría sobre ello, pq es uno de los grandes misterios de la humanidad. Los anuncios, como casi todo en esta vida, los hay para todos los gustos, aunque hay q reconocer q desde q Carmen Sevilla salía anunciando neveras a ahora la cosa ha mejorado muy mucho. Pero los anuncios de compresas no. Hace unos años eran un asco y, a día de hoy, la cosa va a peor.
Q conste q no creo q sea nada fácil tratar de convencer a una tía de q compre una u otra marca de compresas en 20 segundos, más q nada pq cuando yo pienso en la regla a la mente me viene la imagen de un sofá, una manta, un bote de helado de chocolate baladas de Sabina. Doy por hecho q casi todas las tías, por no decir todas, pensemos en dolores en esos días del año y q los publicistas quieran vendernos la imagen de q con unas u otras compresas seremos felices de cojones (Y una mierda. Esta es la principal razón por la q pienso q los anuncios están escritos por tíos, q no pueden saber lo q es esto). Pero de ahí, a tratar de convencernos de q compremos unas compresas determinadas por ver a una veintena de tías bailando con almohadones agarrados al pecho y tirándose en unas mantas gigantes... No entiendo si es q quieren expresar lo limpia q te sientes o q te entrarán ganas de hacer la colada.
Y ya luego, el último q he visto me ha indignado: una madre conversa con su hijo, q estrena un aparato dental, y lo convence para entrar feliz a una fiesta y entrarle a la niña q le gusta. Bueno, pues la moraleja es q el niño es seguro pq la madre le transmite esa seguridad pq usa esas compresas. Y, digo yo: ¿qué leñes tiene q ver eso con tener la regla? vamos es q no me lo creo pq, para empezar, esa señora tiene pinta de tener la edad suficiente como para no necesitar usar compresas en lo q le queda de vida y pq cómo nos convencen a las q no tenemos hijos de q nos las compremos.
Y sabeis lo mejor de todo: q no recuerdo q anuncio se corresponde con cada marca, así q el intento de los publicistas de llamar la atención y conseguir captar clientas no vale para nada, pq yo seguiré comprando la misma marca q antes de ver los anuncios de las narices: las de oferta.

2 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Pues a mi ese anuncio me gusta, no le veo ninguna relacion con las compresas pero me gusta.

Yo una vez tuve que ir a comprar compresas para una amiga, y dios bendito!! eso es un mundo aparte. Hay un monton de ellas, que si para la noche, sin o con alas, para tanga,... bueno, que te voy a contar a ti que ya no sepas?

Asi que al final hice como tu, me fui a por las de oferta.

(Casi se podria decir que las de oferta son como los bombones, con ellas siempre aciertas jeje)

Pumuki dijo...

sí, enfádate con el mundo ¡qué carajo, a la mierda todo, todos! que se vea que no tienes sentido del humor, que odias lo rosa, lo lindo, grrr, grrr...más,más!!! ¡esa es mi amiga!