jueves, 25 de septiembre de 2008

Otra de estudios y estadísticas

No he podido resistirme a este tema. Copio y pego un teletipo , bueno el enunciado, de EFE Internacional q me acabo de encontrar en Yahoo como noticia destacada (¿?¿?¿?) bajo el título '¿El sofá engorda?'. Pues claro q sí, sobre todo si te dedicas a comer en el.
"Las personas que llevan una vida sedentaria no sólo queman menos calorías, sino que tienen más hambre que las que practican actividades moderadas como andar, según un estudio preliminar efectuado por científicos estadounidenses."
Y para esto han tenido q hacer un estudio y pagar no sé cuantos miles de dólares, q claro, así luego viene McCain y dice q quiere suspender la campaña electoral para ayudar a frenar la crisis. Si dejaran de gastarse los cuartos en gilipolleces como esta, bueno y en la cantidad de soldaditos q tienen en Irak, seguro q tendrían mejor las arcas, pq doy por hecho q este estudio está financiado por la administración pública, pq atención: ha sido realizado por el departamento de Kinesiología de la Universidad de Massachusetts y el de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Misuri. Gente con una o dos carreras, doctorados y masters q aspiran a convertirse en los próximos Nobel andan perdiendo el tiempo en una cosa q les podría haber confirmado yo, o ellos mismos probando a pasarse un par de días tirados en casa sin hacer nada. Aunque claro, en ese caso no cobrarían, ahora q me doy cuenta.
Desde q tengo uso de razón sé, incluso puede ser q antes, q como me pase una tarde de sábado en casa sin nada q hacer, salvo ver la tele y purular por internet, me acabo zampando todo lo q hay en la nevera y lo q no hay también, pq la gusa puede hacer q me ponga unos vaqueros y una camiseta y vaya a comprar más provisiones al súper/kiosco. Sin embargo, si me paso la tarde limpiando, colocando o reparando lo q sea no me entero de q tengo hambre, básicamente pq estoy entretenida. Y lo mismo pasa si sales fuera. Si vas a dar una vuelta, de compras o a la peluquería, no te acuerdas de si has comido o no. Además, lo q no falla es q cuando ya te vas del centro comercial o vas llegando a casa te entra hambre o antojo de algo.
Y vamos a hacer la prueba: ahora q estais dándole a la tecla y veis estos peazo pasteles (sacados de una web americana, no sé pq en España no se hacen cosas de estas) no os entran ganas de devorar uno?

2 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Yo me pido el de chocolate... ¡¡YO ME PIDO EL DE CHOCOLATE!!

Pumuki dijo...

qué intensos, si no fuera por ese descubrimiento sería talla 800, menos mal que existe este fenomenal estudio que aporta datos relevantes que jamás encontraríamos en las triviales revistas semanales "dieta sana" "mía" " "saber vivir" y los millones de páginas web.