jueves, 27 de noviembre de 2008

Objetivo del fin de semana...

Mañana descanso. Bendita palabra. Nunca en mi vida pensé q iba a desear a un vocablo: descanso, descanso, descanso,... No os suela genial? A mi mejor q una melodía de Mozart, sobre todo pq a estas alturas ya tengo las cervicales q me matan. Y eso q mis descansos son relativos, q si llegan a ser de los buenos, de esos en los q no haces nada, absolutamente nada, sería feliz como una perdiz al completo, ahora lo soy sólo como media perdiz.
Y al margen de eso, y de q mañana la mañana la dedicaré al semi-descanso y a ver si se tercia tomar el café con alguien con la q hace mucho q no quedo, tengo un propósito para los próximos cuatro días, otra cosa es q consiga cumplirlo. Lo de acabarme los 20 temas q me quedan por estudiar del master ya lo doy por imposible. Me veo en Nochebuena cenando con el portátil encima de la mesa y dejando el teclado perdido de langostinos pq si no no sé como lograré presentar el trabajo final para antes del 31 de diciembre. He vageado durante meses y ahora pasa lo q pasa, claro.
Así q vamos a intentar ser más realistas. Con esto del viaje a Italia, el otoño tempranero aquel q llegó, el invierno actual y lo poco q me gusta a mi colocar ahora mismo mi armario es como este...
Sí, ya sé q es el de Carrie y q en esta foto está relativamente recogido, pero os aseguro q el mío está muchísimo peor. Y como además ya me he propuesto reorganizarlo este fin de semana (no creo q use chaquetas de manga corta hasta dentro de seis meses, no?) en el día de hoy he tirado, literalmente, como si fuera lanzamiento de jabalina, la ropa dentro, o la enroscaba cual ovillo de lana e intento acoplarlo a algún sitio jugando con el equilibrio para poder cerrar el armario. Mi intención es q después de varias horas de limpieza se parezca a esto...
Sí, ya sé es un armario de tío, pero, no es envidiable? Vale q el hombre tiene muy poca ropa. En qué mundo real alguien tendría cuatro americanas, cinco gabardinas y solo cinco camisas? en ninguno, pero mirar q recogidito lo tiene todo. Después de eso tocará ponerme con las estanterías, y eso q ya les di un repaso ayer y parecen otra cosa: hasta pueden verse los títulos de los libros, otra cosa sea q deje de verse el polvo q acumulan. Cuándo tendré tiempo para leerme 'El Padrino', la segunda parte de 'Los pilares de la tierra'(esa descansa sobre la tele, queda bastante bien) o leer a Marian Keyes en su propia lengua. Me da q nunca, o cuando el despido deje de ser una amenaza constante para convertirse en una realidad.

1 comentario:

G. dijo...

Tu objetivo de este fin de semana fue el mío el finde pasado y aunque me costó un montón y después de regalarle dos bolsas de ropa a mi hermana lo conseguí.

Así que ánimo que tú puedes!! y lo del master ya lo harás el finde que viene no??

Besitos
Gema