jueves, 15 de enero de 2009

¿Por qué no usan los micros de 59 segundos en los plenos municipales?

Estoy planteándome meter una moción, de cara a la próxima sesión plenaria, para que acepten mi propuesta. No creo que les suponga un gasto extra a las arcas municipales y, total, se gastan muchísimo más dinero, en soberanas estupideces. Esta mañana ha tocado pleno y casi me duermo en él. Estos políticos míos van a conseguir que un día acabe echándome la siesta del aburrimiento que me generan. Tienen menos imaginación que un canario, os lo prometo. Se sientan allí y como no tienen nada que hacer en todo el día (los que no están liberados tienen el día libre para ir a representar a los ciudadanos que les escogieron) se pasan horas y horas discutiendo cosas que están ya más que discutidas. Así, no es de extrañar que se den conversaciones tales como "eso se lo van a contar a Caperucita Roja" o "de cintura andamos parecidos usted y yo". No, no son frases sacadas de contexto, son declaraciones textuales de algunos ediles, y eso que no entro a comentar el cruce de acusaciones de demagogos que se hicieron desde una a otra bancada. Pero lo peor no es eso, porque con esos comentarios nos reímos y hasta despejamos, lo peor son la cantidad de minutos que habla cada uno en el turno de la palabra.
Así que yo propongo instalarles el micrófono de 59 segundos, que vaya desapareciendo según se consume el tiempo para acabar por desaparecer y que no puedan decir ni mú. "Señor portavoz tiene usted un minuto para defender su postura de votar en contra, a favor o abstenerse". Es tiempo más que suficiente y así, de paso, practican eso de sintetizar. Destacan lo más importante y, si quieren profundizar, se lo cuentan en la comisión de turno, esa reunión que tienen tres días antes de los plenos y en las que la mayoría ni siquiera abren la boca. No puede ser que un ruego se convierta en un calco de una rueda de prensa que dieron hace dos días y que apareció en todos los periódicos de la zona y que, por lo tanto, ya se han leído los concejales oponentes y los cuatro que van a los plenos (no, no os creáis que son vecinos, sino que son afines a determinados partidos políticos y algún que otro trabajador municipal).
PD: No creí yo ver nunca una foto de ZP por estos lares, pero es que era el o Llamazares y en esta foto se veía mucho mejor el micrófono.