domingo, 26 de abril de 2009

Éramos pocos y llegó Aznar

Se me calienta la lengua solo con verle esa cara de hombre de cera que tiene en la portada del XL Semanal. Bufff. Mira que no lo soporté nunca, desde aquello de 'Cállese señor González' y conste que, en aquel entonces, yo aún era pequeña. Y con el paso de los años la cosa no mejoró, evidentemente, y llegó al colmo cuando se hizo amiguito de Bush. Nunca fue más cierto eso de que Dios los cría y ellos se juntan.

No quiere volver a la política, no quiere saber de periodistas (los españoles, que conste, a los estadounidenses los acoge con las manos abiertas), pero en cuanto le apetece tocar los huevos dice que sí a alguna de las dos mil entrevistas que le demandan al cabo del mes y lo hace para dar po'l culo porque, ¿alguien entiende a que viene eso de 'Yo sé cómo salir de la crisis'?

Si eres tan listo, ¿por qué no los ha dicho? Bahh, no digo que llame a ZP pa comentárselo, pero hasta hace unos meses su amiguito Bush seguía siendo presidente de EEUU. Podría haber usado todos esos conocimientos suyos para hacer quedar bien al otro papanatas y, de paso, sacar a toda la población mundial de la crisis. No sé, digo yo.

1 comentario:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¿Aznar? Mmmmm.... no, no me suena.