domingo, 24 de mayo de 2009

Diario de una doctora, todo un descubrimiento

Ha sido uno de los descubrimientos televisivos de las últimas semanas, concretamente el de este mes. Se llama 'Diario de una doctora', de producción alemana, y que se emite todos los lunes, a partir de las 22 horas, en Cosmopolitan TV. Llama la atención que los germanos sean capaces de hacer una serie como esta, pero quizás eso explique que el año pasado haya ganara todos los premios que se pueda imaginar.

Para haceros una idea rápida de lo que va es una mezcla de 'Anatomía de Grey', 'Betty' y 'Bridget Jones'. La historia comienza con una chica un poco (mínimo) rellenita que, a semanas de casarse con su novio, descubre que la engaña con la enfermera de la clínica pediátrica que dirigen juntos. Vuelve a casa de sus padres, un matrimonio un tanto raro y que, yo al menos, no querría tener en la familia por nada del mundo. Margaret, que así se llama la heroína en cuestión, decide trabajar en el hospital del que su padre es director y recuperar su carrera. Evidentemente ahí hay dos médicos guapísimos: un capullo integral y otro con problemas psicológicos. A partir de ahí, como os podéis imaginar, pasa de todo.

El tener una carrera médica es algo prácticamente hecho, pero con algo menos de 30 años Margaret se enfrenta a la búsqueda del amor y a la pérdida de kilos. Sus mejores golpes son los que tienen que ver con el peso, que conste y suelta perlitas como "no estoy gorda, estoy que reviento" y, en el primer episodio ya reventó, literalmente, la bata. No sé porqué me da que a quien se le ocurrió la idea de la serie o parte de los guionistas son mujeres y con problemas de sobrepeso, porque a alguien que no haya pasado por eso se le ocurriría escribir conversarciones tan reales como 'he hecho esto bien, así que me merezco una chocolatina' o 'un trozo de tarta no es para tanto, luego hago media hora de bicicleta y gasto las calorías' cuando te has puesto como meta perder 3 kilos en menos de cinco días.