viernes, 22 de mayo de 2009

El aborto libre, las churras y las merinas

Después del tute que me metí ayer hoy me convierto en masoca y tengo unas ganas de escribir, y tan poca intención de hacerlo de lo que verdaderamente debo, que me ha dado por echar un vistazo a la blogoesfera y después de los fashion me he ido a los cercanos, los de la comarca, y se me ha encendido algo aquí dentro que vamos.
Me he percatado que, no sé porqué, todos los blogs que hablan de esta zona son políticos. No se llaman el blog de una socialista empedernida o diario de abordo de un facha ultraconvencido de ello, sino que tienen nombres tan objetivos como el del mío. Pero detrás se esconden políticos frustrados por no poder salir en la tele criticando a los de la oposición. ¿Qué es que sólo sabemos hablar de política? Evidentemente en una comarca y en una región gobernada por PSOE e IU es de imaginar que los blogs que viran a la izquierda son un poco menos radicales, pero los que lo hacen a la derecha son.... inauditos, por así decirlo. Respecto a los comentarios a temas locales no voy a hablar de ellos porque, en algunos casos, son surrealistas y, en la mayoría de ellos, están escritos desde la ignorancia total. He llegado a leer que un programa de fiestas mal escrito (elaborado por una empresa de diseño) es culpa del departamento de prensa del ayuntamiento de turno ¿?¿?¿
Yo soy de izquierdas, jamás lo he negado, aunque también reconozco que cuando la cagan la cagan a lo grande, no se puede ser más papista que el Papa y precisamente lo que les suele faltar a los políticos es la capacidad para reconocer sus errores. Pero hay una cosa clara no todo lo que ocurre en esta sociedad, sea bueno o malo, es culpa de los políticos.
Que haya jóvenes que sean unos ceporros mentales no es a causa de la LOGSE (yo misma la estudié y no me considero una lumbreras pero tampoco una ignorante como algunos se creen) ni que porque las chicas de 16 años puedan abortar se van a dedicar a quedarse embarazadas cada dos meses.
Vamos, digo yo que, por encima de las leyes como estas, que no son un deber, sólo son normativas, está el sentido común, no? Recuperando las lecturas de blogs cercanos he llegado a leer que por culpa de "estas leyes progresistas" sus hijos "iban a perder los valores que les he inculcado". Lo escribía una madre y yo me quedaba perpleja al leerlo. A mi mi madre me enseñó a no correr con el coche por encima de la velocidad permitida y, aunque los socialistas o los populares quitaran los radares y las multas no se me ocurriría ir a 140 kms/hora por delante de mi casa cuando el límite está en 50 kms/hora. No lo haría porque no me apetece pegarme un golpe mortal o que se lo pegue a otros. Y, además, aunque sigan existiendo radares, controles de tráfico y demás hay subnormales que los viernes y los sábados de noche pasan por delante de mi casa a más de 100 km/hora.
¿Qué tiene que ver el aborto con la velocidad? Nada, es como mezclar churras con merinas. Al igual que pensar que un derecho que alguien puede querer hacer valer es un deber para toda la sociedad.

5 comentarios:

Xian dijo...

Amén.

AnnieChristian dijo...

Muy bien dicho, señorita.

Fernando del Busto dijo...

No alcanzo a comprender lo que quieres decir. Volveré a leerte más tarde.

Dry Martini dijo...

Fer, ¿ya me entendiste? daba por hecho que no ibas a compartir mi opinión, pero tanto como pa' no saber lo que quiero decir...

Alicia dijo...

Aqui la madre que que te dejó perpleja.
Es bueno saber que alguien me lee y que encima la asombro o la entristezco. Me parece muy loable que tu madre en su momento te inculcará valores civicos como el de la conducción y otros que tu consideres importantes.
A mi, a mis 45 años, y con hijos de 14 a 15, además de hablar de radares, velocidades, bebidas y drogas, también tiendo a comentar cosas como abortos, logses y demas cosas. Pero no entiendo que por muy mayores que se crean los de izquierdas, una niña de 15 años bajo su responsabilidad pueda abortar o tomar la pildora postcoital por Real Decreto.
En temas menos serios que estos se plantean reuniones a tres bandas, y en esto ni se lo han planteado siquiera.
Quizas esto no sea progre, ni de izquierdas, ni quede bien.
Pero así como admito y no critico el que tu seas de izquierdas, no voy a admitir que me llames imbecil.
Lo siento bonita sigue con el Vanity Fair y espera a que saque el libro Kate Moss....