martes, 19 de mayo de 2009

¿En qué se ha convertido Corazón de...?

Llevo una jornada muy tranquila, después de los atracones de la semana pasada, así que me permito dedicarme al placentero, aunque no saludable, deporte del zapping. Hace un rato pasé por La1 cuando estaban dando el sumario de Corazón de...Me quedé medio tonta viendo cuales eran las noticias más importantes porque en ninguna de ellas encontré nada de corazón, vamos por ningún lado. De media hora que dura el programa se iban a perder unos 20 minutos en cosas que nada tienen que ver con cotilleos, tales como una previa de 'Los mejores años de nuestra vida' que echan esta noche en el mismo canal, los secretos de Verdasco (se montan un reportaje de cuatro minutos en base a que el hombre dice que usa crema hidratante y bebe mucha agua) y algo más de fútbol q doy por hecho, porque todos los días ponen algo de fútbol. No entiendo porque hacen esto último y, sob retodo, porque yo nunca he visto una información sobre Pep Guardiola con lo guapísimo que esta ese hombre últimamente (sí, ya roza la obsesión, pero que le vamos a hacer).
Una de las cosas más destacadas que tenían en el sumario, y de lo poco que se podía considerar como cotilleo, aunque de los pésimos, era que había hablado con Laly Bazán, una señora a la que le faltan unas cuantas garcilladas, y que día sí día también sale a pasear al perro para cruzarse con unos reporteros y poner a caer de un burro a Belén Esteban. Al margen de que la Esteban me da pena, no sé pq todo Dios va contra ella de ese modo lo de esta señora es la caña. Opina de todo sin saber porque no se habla con su familia desde no sé cuanto (lo comentó en una de sus últimas visitas a Dónde estás corazón, previo paso por caja) y no se le ocurre soltar otras cosa que ella no pudo haber ido a la comunión de Andreita, aunque al final no lo hizo, "porque soy católica y cristiana y puedo entrar en la casa de Dios". Toma razonamiento, y de los buenos. No sé como se me ocurrió plantarme hace cinco años en la capital de la Almudena en vaqueros y chubasquero (porque llovía si Dios tenía agua) y decirle a los que vigilaban la seguridad en la boda de los Príncipes que yo estaba invitada, porque claro como soy cristiana y católica tengo todo el derecho del mundo a entrar en todas las casas de Dios que me venga en gana. Flipante, de verdad, mucho, mucho.

3 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Y ya de paso si dices que eres diabetica y que necesitas comer, incluso puedes entrar a comer despues de la iglesia.
Todo es cuestion de probar.

Dry Martini dijo...

No lo había pensado, pero ya hay disculpa pa'l banquete.

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¡Eso! ¡¡banquete!!
¡Jolin! que no me salia la palabra y por eso puse lo de "entrar a comer despues de la iglesia".

Como se nota que fui a pocas bodas.