viernes, 24 de julio de 2009

¿Cuál es el vestido de novia más feo de todos los tiempos?

Me encantan las bodas, pero mucho mucho. Aunque ha llegado un punto en el que el pasar por ese proceso (porque lo mío sería un bodorrio como Dios manda, nada de una ceremonia con familiares y cuatro amigos, lo mío sería una fiesta en condiciones) está más que descartado me fascina todo lo que rodea a una boda. Y si de una boda se habla no se puede negar que lo más importante es la novia, que sí que él también se casa, pero es que no me comparen. Y para muestra un botón. Atención a la portada del Hola! de esta semana que, por cierto, no la entiendo, pero nada de nada. Ese que sale a la izquierda del todo, que parece un camarero es el novio, y nada más y nada menos que el sobrino de Polanco, es decir Javier Polanco a quien, hasta hace apenas unos días, cuando se anunció que era parte importante de la boda del año, no lo conocía. Pues vamos a analizar la portad del Hola! (hasta que mañana no vaya a la pelu no lo voy a ver por dentro, así que hay que conformarse con lo que ofrece internet). Pues bueno si alguien ve esa foto y no conoce a los que salen, ¿qué piensa?

Pues que la de los dos floripondios y la del vestido negro se han casado y los otros dos son los padrinos. Un poco raro, lo sé, que los padrinos se ponen a los lados, pero va que una pareja esté separada por una distancia de 20 centímetros se me hace rara, así que tampoco podrían casarse la de blanco con la de estampado. ¿Alguien me explica porque en la foto de portada del Hola! de una boda ponen a dos invitadas? O ¿por qué las dos invitadas salen con bolso en mano en la foto? O ¿por qué la Preysler tiene cada vez más una frente que parece una pista de aterrizaje? O ¿por qué tengo que verle los pies a esta tía en la foto (perdón, uno de sus pies)? O ¿qué es ese cacho planta que asoma por detrás a la derecha?

Bueno, pues ahora pasamos a los novios. ¿Por qué ninguno de los dos se ha peinado? porque él parece que lleva necesitando ir a cortarse el pelo desde hace tres semanas y lo de la novia es que no tiene ni nombre. Pelo lacio, achaplado contra la cabeza. Que en Rosa Clará conocen los accesorios!!! Y digo Rosa Clará porque, aunque no lo parezca, es la autora de tan horripilante traje de novia. Ese corte por debajo de la cadera, que no queda bien a nadie, ni siquiera a las sílfides... Y qué decir de ese faldón propio de tarta de nata americana con gigantescos ¿rosetones? (es que no sé como definir esas cosas)? Pero ya lo peor, el colmo de todos los colmos es esa peazo flor de color naranja que desde que la vi me recuerda, y cada vez más, a las flores que puso de moda Carrie Bradshow en Sexo en Nueva York hace... ¿siete años? Pues señores y señoras, que la que lleva ese floripondio que está ya más que pasado de moda no es otra que una de las directivas de la agencia de modelos Elle. Viendo estas cosas pues como que ya empiezo a entender quién ha escogido a las horrorosas chicas que han ido a México a disputarse el título de Miss España.

1 comentario:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Si hasta la propia portada lo dice: "... el glamour del espectacular número de personajes que aistieron..."
Ni siquiera ellos que sacan la notica y esa foto en portada dan credibilidad al vestido.
Hay gente que eso de querer ser como los novios de las figuras de la tarta lo llevan a rajatabla.