jueves, 31 de diciembre de 2009

Feliz 2010

Esta mañana me papé como una creyente total una entrevista que le hicieron a Rapel para entrar del mejor modo posible en el próximo año. Hay que comerse lentejas (pueden ser cocinadas, no hace falta que sean crudas, como los italianos), ponerse una moneda o un billete en el zapato mientras dan las campanadas y poner una vela blanca y otra roja en la mesa que nos harán conectar con nuestros familiares ya fallecidos.

Lo de las lentejas no lo cumplo, porque hoy tocaron garbanzos; lo de las velas tampoco lo cumpliremos, porque no hay sitio en la mesa donde ponerlas; así que sólo me queda lo del dinero en el zapato para tener muuuucho dinero el próximo año. A ver si me acuerdo, porque conociéndome...

Estos días me siento optimista, así que confío en que el 2010 será un año cojonudo. no sólo para mi, sino para todos los que me rodean, aunque sea muy lejos. Y eso que no es que el 2009 haya sido como para quejarme, obviando la falta total de novedades (salvo laborales, como no) y grandes ausencias de gente cercana a mi que llegan a doler como propias. Ya lo dije: el año que viene no quiero pisar tantatorios ni hospitales, salvo para ir a maternidad, eso sí, que los niños siempre son bienvenidos.

4 comentarios:

alvarodrv dijo...

Mis mejores deseos y que funcionen esos truquitos de Rapel :) Feliz año nuevo!

pedrowesterman dijo...

Feliz Año.

Aida dijo...

Feliz año!!!!

Fernando del Busto dijo...

¡¡QUé tengas un año 10 y que lo podamos ver juntos!!