viernes, 8 de enero de 2010

Vuelta al trabajo

Después de una semana de casi un asueto total hoy toca vuelta al trabajo. Acabo de hacer un barrido rápido por los periódicos de los últimos siete días y es impresionante que no haya pasado nada mínimamente significativo, vamos por no decir nada de nada, que algo sí ha pasado: sucesos, básicamente. Y con lo agusto que estaba yo sin hacer casi nada, que tampoco es nada: todos los recados que no he hecho en un mes, visitas al médico, de compras con mi madre, poner en orden ciertas cosas, hacer la trimestral y no querer suicidarme,... Sí, parece poco, pero luego te pones y no te sobra ni un minuto de tiempo.

Así que soy como los niños pequeños, que sin tiempo a disfrutar de los Reyes me toca volver al cole. Apenas pude andar un poco con mi nuevo notebook (es más mono....),;la wii fit está encima del sofá, literalmente, según salió de la caja, así está y aún no he tenido tiempo de buscarle una tarjeta para la nueva cámara de fotos. Sí, este año los Reyes han sido buenos no, cojonudos. Vamos que me lo merecía. Después de la temporadita que llevaban que no daban una ni por casualidad ya tocaba ya.

Bueno, al menos de la cámara daré cuenta dentro de una semana, cuando disfrute de mis propios Reyes (es lo que tiene que lo de los demás no te guste, que te pones Reyes a ti misma): un finde en Madrid!!!

4 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Puede que las ganas de suicidarte las hayas evitado, pero las de matarte, al menos por mi parte, siguen ahí y cada vez creciendo más leyendo entradas como estas.
Sí, la envidia es muy mala, pero es lo que hay.
Tú ahí, disfrutando (algún día que tengas tiempo) de tu wii y tu cámara y tus pepinillos en vinagre mientras yo estoy aquí sobreviviendo con una colonia que ni siquiera es la que pedí y con una radio para el coche nueva porque la que tenía se tragó un cd y se estropeó.
Que bueno, puede que digas que una radio para el coche no está mal, y sí, puede que tengas razón, pero ya cuando te dicen disimuladamente que te la van a comprar y más aún, cuando te mandan mirar las facturas que entraron al banco y ves la de la radio.... pues oye, que quieras o no quita un poco la ilusión al asunto.

Pero bueno, yo ya fui a las rebajas (sí, a las de aqui, no me tuve que ir hasta la capital para poder disfrutar de ellas. Más que nada porque no puedo ir hasta allá, no porque no quiera) y con menos de 40€ tengo una corbata, una cartera, unos zapatos, unos vaqueros, un jersey y una camiseta nuevo.
Y aún volveré en febrero, que esto es para el consuelo de reyes, pero en febrero toca el consuelo de San Valentín.

Fernando del Busto dijo...

¿Y no te regalaron ningún libro? Qué raro, cuidado con el viaje a Madrid, que estará nevado y aún nos duele tu tobillo.

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

No, no hay nada que no haya contado. Pero como no voy a recibir ningun regalo por San Valentin, ¿que mejor que regalarme a mi mismo?
Porque sinceramente, no hay nadie quien me quiera más..... y no es por pecar de egocentrismo, es la pura verdad jeje

Karla con K dijo...

De cuánto fue el gol de la trimestral? me tienes que contar...
Vas a venir? cuándo?
bss