sábado, 20 de febrero de 2010

Pensando....

Cuando algo te amarga el día, se te cambia el carácter al pensar en ello y te causa ataques de ansiedad, ¿realmente merece la pena? porque voy a tener que comprarme una nevera como para meter dentro a un mamut. Si es que me como todo lo que me encuentro, incluso lo que no me gusta. Un día de estos me voy a pegar un atracón de fabas de mayo y va a ser lo más ridículo que haya hecho en mi vida.

Estoy empezando a pensar que tanto estrés no merece la pena, que la cosa tiene que acabar en algún momento y que cuando más se retrase la ruptura más va a doler y mayores serán los daños que deje a su paso. El único mal es material, lo demás es una liberación. ¿Por qué parece tan difícil cuando es tan fácil?

2 comentarios:

Xian dijo...

Tú misma te respondes, sólo te hace falta dar el paso. Pero por experiencia te digo que el estrés continúa, aunque al menos no hay que aguantar ciertas cosas y personajes, y sólo por eso ya merece la pena (y si además tienes algo en perspectiva a lo que sujetarte o por lo que luchar, pues mucho mejor).

Dry Martini dijo...

Si hubiera perspectiva es que ni me lo pensaba, lo hacía. El problema es que no hay otra perspectiva, pero vale más pobre y con dignidad que adinerada y sin ella y como aún no tengo hipoteca q pagar...