domingo, 2 de mayo de 2010

Horribilis Moccia en el cine

No puedo decir que esté cabreada, porque ya sabía de antemano (bastó un primer vistazo al trailer) para saber que no me iba a gustar. Normalmente los libros que se adaptan al cine pierden mucho, salvo contadas ocasiones, pero una piensa que teniendo en cuenta que la cinta la dirige el mismo que escribió el libro, un libro al que le debe la fama y los euros que pueda tener en su banco, que podía ser una excepción.

'Perdona si te llamo amor' fue un libro que me encantó. Desde el primer momento reconocí que el tío escribe con los pies, que no sabe lo que es un narrador (o es tan genial que es capaz de pasar de uno a otro de una forma pasmosa), pero la historia me enganchó. Soy así de tonta, hay ciertos tópicos femeninos que conmigo funcionan. ¿Quién no caería rendida ante alguien que te lleva de vacaciones a París? o ¿cómo rechazar una petición de matrimonio si te han llevado a Nueva York?Estoy empezando a pensar que quizás debería haber escrito yo antes esos libros y ahora sería Moccia el que me criticara a mi.


Pero vamos al asunto: la película, que ha tardado cuatro años en llegar desde Italia a España. No sé si es que ha venido a gatas o que ha ido haciendo paradas en todos los pueblos del recorrido. Creo que es, hasta el momento, la peor adaptación que he visto de un libro a una película. Ayer de noche me tiré media hora pensando en si ese primer puesto le corresponde a 'Perdonda si te llamo amor' o 'La reina de los condenados' y llegué a la conclusión de que la italiana se lleva la palma, porque al fin y al cabo la secuela de los vampiros no era lo que se dice fiel, sino algo bastante libre.

El señor Moccia se olvida, o es que ya no le gusta lo que se escribió, de la mitad del libro. No es que lo suprima, no, es que no se parece en nada. Al margen de aspectos como que el coche no es el mismo, la casa no es así y que los protagonistas no se parecen lo más mínimo (de la patata campaña de los caramelos La Luna ni hablamos). Vamos, es que ni el faro se parece a lo que el describe y mucho menos al de la portada del libro. Y eso de meter a un narrador en off que resulta ser un detective privado, un tío que no es más que un personaje de cuarta fila (en el libro se le da más importancia a su secretaria)

A pesar de lo mal que todo eso me pareció hay algo que llega a hacer daño en esta adaptación. Quien lee el libro se da cuenta a la primera que Roma es protagonista, tanto o más que la parejita. Y es una de sus genialidades, y que hace que uno se enganche, que conozcas o no la ciudad te la vas imaginando completamente. Pues Roma desaparece. Sale una imagen de la plaza de España y otra de la plaza del Popolo. El resto de escenarios podían ser Roma, Madrid o Gijón, si me apuras un poco.

3 comentarios:

Niki dijo...

Jajajaja... veo q hemos llegado a la misma conclusión! Aunq aun así yo en el cine me lo pase bien ^^

Gugu dijo...

Yo aún no la he visto en español. Cuando terminé de leerme el libro la vi en italiano, y supongo que este finde iré a verla al cine en español, que seguro que me entero de algo más.
A mi tampoco me gustó... La mitad de las cosas del libro desaparecen en la película, no lo explican y demás... En fin... Yo siempre me quedo con los libros

Karla con K dijo...

Vas al cine sabiendo que no te va a gustar? prrr. Amo los tópicos del amor en las pelis: el tio que adora a la chica y siempre le da regalos y viajan, y él es guapo y me gusta más cuando es rico y tiene su furgoneta americana o su convertible y un perro y y y...