lunes, 28 de junio de 2010

Depresión post vacacional

Cada vez que vuelvo de vacaciones me cuesta más y teniendo en cuenta que aspiro a vivir bastantes añitos más veo esto muy duro. Pensar que hace años me reía yo de los que tenían depresión post-vacacional. Pues, ¿qué queréis que os diga? Que los entiendo perfectamente. ¿Quién, en su sano juicio, va a querer estar atado casi todo el día a un portátil? Y más ahora que, con el calor que hace por estas tierras, me siento derretir cada vez que me acerco al ordenador.

Y a una se le va la mente a lo fresquita que estaba el agua de Irlanda, menos fría que la del Cantábrico, a lo agusto que se estaba a las siete de la tarde bebiendo pintas y no esperando a que te cojan un teléfono que parece que se han dejado en casa. Si es que encima yo no soy turista de hamaca y bikini. Claro está que los ordenadores también tienen que dar calor en Irlanda y a la gente se le olvida también coger el teléfono, no nos vamos a engañar, pero como en vacaciones no dependes de ellos (al octavo día me olvidé de mi número de móvil y hasta ese momento nadie me habló de lo 'maravillosa' que es mi profesión) piensa que cualquier destino es mejor que este.

¿Será posible dejar de pensar en utopías y en que es posible que alguien pueda vivir viajando? Si es que yo no sé en que estaba pensando el día que decidí hacerme periodista, perdón el día que acepté el primer trabajo como periodista. Con lo bien que vive la gente por el extranjero años y años tocándose las narices y llamando a casa para pedir dinero o currando como camarera para sacarse los cuatro duros que se necesitan pa llegar a final de mes.

Soy de las que no se arrepiento de casi nada (salvo de la ingesta abusiva de calorías), pero estoy segura de que no debía haber hecho lo que hice. Que el tirarse un año en el extranjero después de acabar de estudiar debería ser algo 'obligatorio' para cualquiera, conocer otros países debería contar como créditos de libre configuración o como se denomine eso en el plan Bolonia, que la vida es muy corta para pasarla trabajando y que ahora ya soy demasiado mayor para hacer todo eso que no hice.

5 comentarios:

Fernando del Busto dijo...

No seas tan llorona, que algún mimín postvacacional te han dado.

Gugu dijo...

La verdad es que si... Aunque ahora para eso está el irte de Erasmus...

Espero que hayas pasado unas buenas vacaciones al menos.

Un beso

Dry Martini dijo...

No lloro Fernando.Es que de vez en cuando me di cuenta de lo que me perdí.

Xian dijo...

Teniendo en cuenta que ahora podemos llegar a vivir más de 90 años sin apenas despeinarnos, en realidad 'apenas' habremos trabajado más o menos la mitad de nuestra vida antes de palmarla. Así que no te quejes, que ya tendrás tiempo de viajar una vez que te jubiles, jiji ;)

Dry Martini dijo...

tengo unas ganas de pillar la jubilación...