viernes, 18 de abril de 2008

Un día de esta semana, no recuerdo cual, anduvo el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, Fernando González Urbaneja (persona totalmente desconocida por mi) por tierras asturianas para dar una conferencia sobre no sé que (no le presté mucha atención, la verdad, pq no tenía q ver con lo nuestro). Y como en esta profesión somos más papistas q el Papá allá salió este hombre en todos los medios de comunicación regionales. No leí lo q sacaron en los periódicos, pq todos enfocaron los titulares por el tema político: elecciones, ZP, y esas cosas y no tenía ganas de cabrearme por nada.
Pero en RNE y el Informativo Territorial (creo q lo oí en los dos espacios, pero puedo equivocarme y q fuera solo en uno) le preguntaron por los periodistas y al hombre no se le ocurre decir, entre otras cosas, q somos unos arrogantes, pretenciosos y alguna lindeza más q no recuerdo. Hay q joderse. Yo no sé a q tipo de periodistas conoce este, pero vamos yo arrogantes conozco un par de ellos (y curiosamente pertenecen al mismo periódico) y mira q conozco unos cuantos. Como el resto del mundo no nos ha puesto nunca estereotipos, pues viene el y lo arregla. Y lo mejor es q lo decía como si tal cosa, como si diera unas estadísticas sobre el largo de las uñas de los pies. Si este hombre es, por así decir, el jefe de todos nosotros, o el q nos representa a toda la profesión, me alegro de no conocerlo.
Y por si dentro de poco se ve envuelto en otra coma esta, voy a darle un par de temas sobre los que hablar, y realmente hacernos un favor a los periodistas:
-Intrusismo laboral. En esta santa región cualquiera con graduado escolar puede darle a la tecla, presentar un programa de televisión u hacer crónicas. Y lo digo con conocimiento de causa. Ya no es la gente q hace 20 años se empezó a dedicar a esto, sino q en algunas ofertas de empleo de periodistas de ahora lo único q te piden es tener la ESO (cosa obligada para todo el mundo, por cierto) y don de gentes o buena presencia (odio los dos calificativos por igual).
-En COPE Santiago de Compostela se han cepillado a una periodista, después de no sé cuanto tiempo en la cadena, por ser homosexual y nacionalista. Hay q joerse, así de claro. Es q no merece ni comentario porque todo lo q me saldría por la boca serían sapos y culebras.

2 comentarios:

Xian dijo...

Completamente de acuerdo. Si el periodismo ya es una profesión suficientemente denostada, declaraciones como las de Urbaneja no es que arreglen gran cosa. Los estereotipos que rodean a este oficio ya son suficientemente duros de por sí (ojo, en gran parte con razón) y no merecen ni las horas que lleva ni el sueldo que reporta.

Ahora bien, también creo que la culpa de que esto sea así es de los propios periodistas, que no levantamos ni un dedo para protestar por las condiciones de mierda en las que trabajamos, y que tragamos como tontos el hecho de que se considere periodistas a innumerables impresentables que en cualquier mundo con dos dedos de frente serían apartados a un sanatorio mental. Arrogantes puede que no seamos, pero un poco gilipollas sí.

Dry Martini dijo...

Los del Le Monde Diplomatique llevan tres días sin sacar el periódico(a no ser q se arreglaran las cosas y yo aún no me haya enterado)para reclamar mejoras laborales. No sé a q esperamos aquí para ponernos al mismo nivel y dar caña, pq esto va a peor. Si hasta la hija de la Preysler es periodista, especializada en moda, y no sabe unir más de cuatro palabras seguidas en una frase.