sábado, 16 de agosto de 2008

Rompetechos en persona

Tengo q reconocerlo: llevo varias semanas pensando en cambiar la imagen del blog y, en lugar de mi copa de Martini, poner un dibujo del Rompetechos pq es q soy igual, pero en chica. Bajito, con gafa (las mías son mucho más monas q conste) y q se va pegando con todo lo q encuentra. Para mi q me han echado una cigua o q resulta q me han cambiado el médico de cabecera y es el hombre de mi vida y el destino está haciendo todo lo posible para q vaya a verlo. Pero esta opción está descartada después de saber q mi médico sigue siendo el mismo (hombre de cincuenta y tantos y felizmente casado), por lo q me ha dicho mi hermano.
Pues lo q os decía, desde habrá dos meses hacia acá soy lo más patoso (y también muy gracioso q ha parido madre). En este tiempo he sido atacada por un petardo salvaje q me abrasó uno de los jerseys q más me gustaba y cariño le tenía, me he quemado con todo lo q puede uno quemarse y tenga cabida en una casa (no os podeis imaginar la de marcas q tengo en las manos) y ya, para rematar y por si fuéramos pocos: el miércoles pasado se me cáyó el somier en los pies. Estaba yo tranquilamente limpiando como si fuera la ratita presumida q limpia, limpia su casita, levanto el somier para barrer debajo de la cama y Plofff! se me resbala yendo a caer encima de mis dos preciosos pies. A día de hoy siguen estando más hinchados q los de una embarazada salida de cuentas. Y me duelen, q eso es lo peor. No puedo poner un pie por encima del otro (es mi postura cuando me siento en una mesa) y por las noches me despierto una media docena de veces pq el roce de las sábanas me abrasa, literalmente. De poner unos zapatitos un poco monos ya ni hablamos, pq no me entran.
Una vez rechazada la hipótesis de q el destino quiera presentarme a un médico cañón me da q lo q quiere decirme es q no soy una buena ama de casa y q mejor lo debaja, pero q queréis el deber me llama y si no quiero q la suciedad me engulla tengo q ponerme a limpiar en breves. Así q os aviso: si en un par de días no veis q haya dado señales de vida es q he vuelto a tener un accidente doméstico q me tiene postrada en una cama.

2 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¿y el enfermero?, ¿que hay del enfermero? igual es él

Dry Martini dijo...

No lo había pensado. Yo suelo tener una enfermera pero bueno alguna vez tendrá q coger vacaciones,no? pensé q también podría ser un celador nuevo,no? pq los q hay podrían ser mis padres claro.